Búsqueda de blogs

Dilataciones en el lóbulo de la oreja: todo lo que necesitas saber

2304
Favorito0

¿Es un piercing? ¿Es un aro? ¿Es un avión? ¡No! ES UNA DILATA. Las dilataciones están cada vez más a la orden del día, hasta el punto que podemos ver a muchos famosos con este tipo de decoración corporal. ¿Si ElRubius se atreve con uno de estos por qué tú no? Si quieres pasar al siguiente nivel con tu piercing y plantarte con unas dilataciones, en el blog de hoy te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ellas.

Hombre joven tatuado con piercing en sus orejas y nariz con el brazo cruzado mirando a otro lado Foto gratis

 Proceso para hacerte una dilatación

Lo primero que debes saber antes de iniciarte en el mundo de las dilataciones es que te llevará tiempo. Las dilataciones comienzan con una pequeña perforación que iremos expandiendo utilizando distintas herramientas. Así que el paso uno es hacernos un piercing.

Solo después de que nuestro piercing haya sanado correctamente, pasaremos al paso dos: la expansión. Esta se realiza, normalmente, con conos expansores que son unas varas de distintos tamaños que nos ayudarán a ensanchar el diámetro de nuestras dilataciones. Normalmente, estos conos vienen en packs y cambiaremos de cono aproximadamente cada dos semanas. Iniciaremos el proceso con un dilatador de 2 mm e iremos añadiendo 1 o 2mm cada vez.

Hay personas que añaden peso a estos conos para que se acelere el proceso, pero esto puede provocar dolor y otros problemas. Si es tu primera dilatación, despacito llegarás más rápido. Además de esto, podemos usar tapers, que no son más que cintas que vamos añadiendo a los aretes para ensancharlos gradualmente.

IMPORTANTE

  • No te saltes ningún tamaño en el proceso de expansión.
  • Es muy importante que, cada vez que apliques un nuevo tamaño, te cerciores de que tu lóbulo está completamente sanado. No quieres causarte sangre, infecciones o incluso desgarros por no esperar los suficiente.
  • Al añadir nuevos tamaños no debes de sentir dolor intenso. Si te duele, para y espera unos días.

Cura tu dilatación

Es importante que mantegas tus lóbulos bien hidratados para evitar hormigueos o dolor. Para ello, masajea tus orejas como si fueras un perrete regularmente. Necesitarás utilizara un aceite especial (lo mejor es que preguntes en una tienda especializada o farmacia). También puedes aplicar una solución salina para aliviar tu oreja y prevenir infecciones. Es importante que la primera vez que lo hagas, esperes varios días para evitar infecciones. 

El material importa

Tras expandir tus orejas al diámetro deseado, es importante guardar reposo durante unas cuantas semanas con el método que hayamos utilizado. Transcurrido un tiempo, cambiaremos nuestras dilataciones: primero te recomendamos probar con materiales orgánicos y, si estos no te dan problemas, puedes probar otros tipos como dilatadores de doble ensanche.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Ajustes

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse